septiembre 26, 2022
11 11 11 AM
Fumigaciones en Campo Hardy: El poder que envenena
Manifestación contra el ajuste en discapacidad
Solidaridad con Aceiteros
Alto acatamiento al paro de los profesionales de salud
Masiva movilización docente en Reconquista
Preocupación por los puestos de trabajo y el futuro de la región: Vicentin no continuaría produciendo en el nodo Reconquista
CARTA ABIERTA AL CLAUSTRO DOCENTE DEL ISP Nº 4
Daniel Yofra: “La huelga desapareció para algunos dirigentes sindicales”
70 veces… 7ma presentación para regular los agrotóxicos en Santa fe
Pueblos fumigados y científicos rechazan el trigo transgénico
El cordobazo
Gustavo Teres: “Queremos un gremio que esté mucho mas en las escuelas que en los pasillos del gobierno”
Últimas Publicaciones
Fumigaciones en Campo Hardy: El poder que envenena Manifestación contra el ajuste en discapacidad Solidaridad con Aceiteros Alto acatamiento al paro de los profesionales de salud Masiva movilización docente en Reconquista Preocupación por los puestos de trabajo y el futuro de la región: Vicentin no continuaría produciendo en el nodo Reconquista CARTA ABIERTA AL CLAUSTRO DOCENTE DEL ISP Nº 4 Daniel Yofra: “La huelga desapareció para algunos dirigentes sindicales” 70 veces… 7ma presentación para regular los agrotóxicos en Santa fe Pueblos fumigados y científicos rechazan el trigo transgénico El cordobazo Gustavo Teres: “Queremos un gremio que esté mucho mas en las escuelas que en los pasillos del gobierno”

Denuncian persecución política sobre Facundo Molares

El miércoles 10 de noviembre, por orden del Ministerio de Justicia y obedeciendo a «razones de seguridad», trasladaron al periodista Facundo Molares al Penal de Rawson. Molares había sido detenido el domingo 7 de noviembre, cuando llegaba a la casa de su familia en Esquel junto con su padre. El año pasado Facundo estuvo preso y sin atención médica durante meses en Bolivia, acusado por el entonces gobierno de facto de “homicidio, asociación delictuosa e instigación pública a delinquir”.

El gobierno argentino ha dado un paso más en su operación de castigo a un luchador popular como es el periodista Facundo Molares, que hasta hoy estaba detenido en una comisaría de Esquel, bajo custodia de la Policía Federal. Obedeciendo órdenes del Ministerio de Justicia a cargo de su titular Martín Soria, el Servicio Penitenciario Nacional le comunicó al Juez Guido Otranto, que “por razones de seguridad” debían trasladar a Facundo al tristemente célebre penal de Rawson.

El traslado se produjo de inmediato y ahora Molares, cuyo estado de salud es totalmente frágil, se encuentra en la Unidad 6 de una cárcel con fama de “trituradora” de presos, amén de que en su imaginario flota recuerdo de aquella histórica fuga que terminó en masacre.

César Folonier, de la dirección nacional de rebelión Popular, en charla con Rayalmedio.com nos dice: “Exigimos la libertad de Facundo porque lo consideramos una persecución política. Se están violando sus derechos elementales como ciudadano argentino y militante”.

Primero fue el Canciller Santiago Cafiero que no dudó en atender solícitamente la circular roja enviada por Interpol con una orden de captura internacional derivada del narcoterrorista Estado colombiano. Luego, tomó cartas en el asunto el jefe de Gobierno, Alberto Fernández, más tarde le llegó la orden a Aníbal Fernández, ministro de Seguridad, este le pasó el santo y seña al juez Otranto, quien ordenó la detención de Molares en Esquel, donde vive su familia, que dentro de esta desgraciada injusticia podían ir a visitarlo a la comisaría y atender sus necesidades médica. Finalmente, «por una decisión política que no da pie para ninguna duda», según explicó a nuestro medio, el presidente de la Gremial de Abogadxs, Eduardo Soares, el Servicio Penitenciario, dependiente directamente del Ministerio de Justicia, da un paso que es lo más parecido a una provocación a toda la militancia solidaria que se viene expresando en las calles, en las redes y donde sea necesario, exigiendo «Libertad para Facundo». Ese ministro ligado estrechamente a Cristina Kirchner decide que Facundo tiene que estar en el penal de Rawson, avalando, como ya lo hizo Aníbal Fernández, el discurso de Washington y Bogotá, que acusa a Facundo de terrorista por haber luchado por la libertad de Colombia en las filas de las FARC.

“Facundo fue miembro de las de las Farc con el seudónimo de comandante Camilo Fierro”-nos explica Folonier-, y es esto lo a Aníbal Fernández quiere recubrir de rumores falsos, de clandestinidad e intriga. Su salud no es buena producto del tiempo que estuvo preso en Bolivia y en el penal de Rawson está aislado en un celda pequeña sin oportunidad de visita no siquiera de ver sus abogados”.  La Unidad 6, la de los castigos corporales a los presos, la de los carceleros “bravos” y muchas cosas más de las que pueden dar testimonio todos los luchadores -y por supuesto también los presos sociales- que pasaron por ese penal.

Finalmente, Folonier sostiene: “Le exigimos al gobierno argentino, pseudoprogresista , que libere a nuestro camarada y no sea cómplice del estado narco terrorista colombiano”.

Fuente: Resumen Latinoamericano

Entrevista: Javier Nievas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site is protected by wp-copyrightpro.com