agosto 08, 2022
11 11 11 AM
Alto acatamiento al paro de los profesionales de salud
Masiva movilización docente en Reconquista
Preocupación por los puestos de trabajo y el futuro de la región: Vicentin no continuaría produciendo en el nodo Reconquista
CARTA ABIERTA AL CLAUSTRO DOCENTE DEL ISP Nº 4
Daniel Yofra: “La huelga desapareció para algunos dirigentes sindicales”
70 veces… 7ma presentación para regular los agrotóxicos en Santa fe
Pueblos fumigados y científicos rechazan el trigo transgénico
El cordobazo
Gustavo Teres: “Queremos un gremio que esté mucho mas en las escuelas que en los pasillos del gobierno”
Jornada de lucha en el Hospital Reconquista: La deuda es con el pueblo
Marcha Federal del Pueblo Trabajador en Reconquista
Por una Amsafe Activa
Últimas Publicaciones
Alto acatamiento al paro de los profesionales de salud Masiva movilización docente en Reconquista Preocupación por los puestos de trabajo y el futuro de la región: Vicentin no continuaría produciendo en el nodo Reconquista CARTA ABIERTA AL CLAUSTRO DOCENTE DEL ISP Nº 4 Daniel Yofra: “La huelga desapareció para algunos dirigentes sindicales” 70 veces… 7ma presentación para regular los agrotóxicos en Santa fe Pueblos fumigados y científicos rechazan el trigo transgénico El cordobazo Gustavo Teres: “Queremos un gremio que esté mucho mas en las escuelas que en los pasillos del gobierno” Jornada de lucha en el Hospital Reconquista: La deuda es con el pueblo Marcha Federal del Pueblo Trabajador en Reconquista Por una Amsafe Activa

Los Yanquis, la dictadura y los gobiernos disciplinados

Durante el último mes ha salido al tapete, con la guerra de Ucrania y Rusia, una demostración del poder imperialista y colonialista de los Estados Unidos y sus aliados Europeos bajo el manto de la OTAN. Este poder se ha expresado en una serie de violaciones como la censura abierta y explicita de medios rusos, RT y Sputnik han sido bloqueados por las presiones de los yanquis sobre las plataformas streaming como Youtube y otras. También estas presiones han incidido en los acuerdos de comercio que los países independientes de la OTAN mantenían con Rusia, e incluso ha llegado al ridículo de prohibirles a los soviéticos  participar de contiendas deportivas internacionales como el mundial de fútbol o la expulsión de un piloto de la propia Formula 1.  

Ahora bien, este despertar de los conflictos bélicos entre Europa y Asia, no ha hecho más que vislumbrar el poder de fiscal del mundo de los Estados Unidos no sólo en Europa, con sus aliados de la OTAN, sino también en el resto del mundo donde tienen metido una pata, una mano y todo el cuerpo. En el caso de América Latina, también conocidos como el patio trasero de yanquilandia, el control de las políticas, de los gobiernos y de los recursos naturales no es algo nuevo, sino que se vino gestando durante décadas con el nacimiento de la guerra fría, después de la 2da Guerra. Guerra fría cuyo enemigo era nada menos que la Unión Soviética  (hoy Rusia) y que buscaba aniquilar un modelo de producción y de sociedad conocido como Comunismo.

La excusa del comunismo les sirvió a Estados Unidos y a sus socios en Latinoamérica (terratenientes y burgueses) para imponer un régimen libertario, capitalista, conservador, empobrecedor y excluyente, eliminando cualquier tipo de pensamiento crítico o subversivo.

El invento del enemigo interno fue puesto en movimiento con el nacimiento de La Escuela de las Américas, operada por el Ejército de los Estados Unidos, fundada en 1946 en Panamá con el objetivo de entrenar a soldados latinoamericanos en técnicas de guerra y contrainsurgencia.

Cientos de miles de latinoamericanos han sido torturados, violados, asesinados, desaparecidos, masacrados y obligados a refugiarse por soldados y oficiales entrenados en esa academia militar. Los egresados de la Escuela de las Américas persiguen a los educadores, organizadores de sindicatos, trabajadores religiosos, líderes estudiantiles, a los pobres y campesinos que luchan por sus derechos.

Entre los preparados en dicha escuela de genocidas se encuentran: Efraín Vásquez y  Ramírez Poveda (Venezuela), Romeo Vásquez y Luis Javier Prince Suazo (Honduras), Rafael Videla (Argentina), Hugo Banzer (Bolivia), Manuel Contreras (Chile), Efraín Ríos Montt  (Guatemala), Jaime Lasprilla  (Colombia), Manuel Noriega (Panamá), Roberto d’Aubuisson (El Salvador), Vladimiro Montesinos (Perú). Todos líderes de las más cruentas dictaduras.

Como puede observarse, las dictaduras han sido impulsadas y manipuladas por el país de la libertad, ese que los medios buscan constantemente aplaudir y hacernos creer que eso que promueven es la democracia, la libertad; sin embargo, todo lo que han promovido y logrado, es ponernos en una catastrófica dependencia. Para ello han utilizado no sólo la propaganda y los medios de comunicación, sino también el factor económico a través de un organismo creado para ayudar a los países en vías de desarrollo conocido como Fondo Monetario Internacional, cuyos préstamos otorgados primeramente a las dictaduras, como ahora lo hacen con Ucrania, nos ha puesto en una relación de deuda permanente que impide cualquier  atisbo de soberanía.

Este 24 de marzo se cumple un nuevo año de aquella última dictadura que contó con el apoyo y la complicidad de terratenientes y empresarios, de la cúpula eclesiástica, de los partidos políticos patronales (radicales y justicialistas) y de una parte de la sociedad civil que se comió el verso de la implantación del comunismo en Argentina.

Dictadura que le sirvió a los Yanquis para imponer, como dijimos, un régimen económico de explotación de los ciudadanos, de empobrecimiento y de extracción de los recursos naturales, así como la instalación de bases militares en toda Latinoamérica (para defender la libertad), además de tener controlado a los gobiernos de turno y éstos a través de sus políticas de hambre a la población.

Por ello, podemos decir que si bien con la llegada de la democracia se les permitió a los ciudadanos “elegir” sus gobernantes, el daño ya estaba hecho. Los yanquis, y sus aliados europeos ya habían logrado su objetivo, disciplinar con el asesinato a los disidentes, instalar y financiar a sus candidatos al gobierno, manejar toda la cadena de producción, desde el campo con las semillas y los venenos hasta los puertos, desde el agua hasta la extracción de hidrocarburos, metales y minerales, desde los bancos con la internacionalización de capitales, las deudas inescrupulosas y el dólar como moneda de cambio y la gran pata generada desde los medios de comunicación con sus agentes del orden, la estupidez y el entretenimiento para suavizar a las masas cada vez mas desposeídas.

Decir Nunca Más en este sentido no es sólo recordar a los 30 mil desaparecidos con actos, sino honrarlos verdaderamente sin seguir sometiéndose al poder de los Estados Unidos. Lamentablemente, el recientemente firmado acuerdo con el FMI por los dos partidos patronales (radicales y peronistas) no hace más que continuar enterrando su memoria en el olvido.  

One thought on “Los Yanquis, la dictadura y los gobiernos disciplinados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site is protected by wp-copyrightpro.com