febrero 20, 2024
11 11 11 AM

Milei presentó su plan de hostilidades contra toda la población

Javier Milei envió al Congreso Nacional su proyecto de «Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos». Entre sus puntos centrales, propone la concentración del poder en él mismo por dos años para dictar o eliminar leyes sin pasar por el Congreso; habilita la privatización de todas las empresas públicas; el ajuste discrecional de las jubilaciones y que el Fondo de Garantías (u$s 50.000 millones) pase a manos del Tesoro; la posibilidad de aumentar la deuda externa sin pasar por el Congreso; libera la importación y exportación de hidrocarburos; penaliza con prisión común de 1 a 3 años y medio la movilización, de 2 a 4 años los cortes y de 2 a 5 años a los dirigentes de los espacios que participen o a toda persona que simplemente convoque a participar de una acción; además, considera «reunión» o «manifestación» la congregación «intencional y temporal de tres o más personas en el espacio público»; avanza con gravísimas regresiones ambientales; habilita el ingreso de tropas extranjeras para la realización de ejercicios militares; y ratifica (¿si pasa, pasa?) su DNU 70/2023, entre tantas otras medidas antidemocráticas y autoritarias. Un verdadero plan de hostilidades contra toda la población, de ajuste, de reconfiguración del Estado al servicio del gran capital y profundamente represivo, que recopila todos los reclamos de las clases dominantes desde que la Argentina es país.  Por ANRed.

El presidente Javier Milei buscó redoblar la apuesta y presentó ante el Congreso Nacional su proyecto de «Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos« el mismo día que la CGT, las dos CTA, sindicatos combativos, la Unidad Piquetera y personas autoconvocadas realizaron una masiva movilización frente a los Tribunales porteños en rechazo al megadecreto 70/2023 de Milei, que dispone fuertes reformas administrativas, laborales y fiscales, que ordenan una desregulación de la economía y derogan leyes que protegen derechos laborales y constitucionales.

El megaproyecto de ley supone, en sus 351 páginas, un verdadero plan de hostilidades contra toda la población, de ajuste, de reconfiguración del Estado al servicio del gran capital y profundamente represivo, que recopila todos los reclamos de las clases dominantes desde que la Argentina es país. Además, propone tantas cosas regresivas a la vez que obligará a los diferentes sectores del campo popular a elegir bien adónde apuntar principalmente sus cañones, ya que el proyecto se propone ambiciosamente llevar su larga mano hacia todos los aspectos de la vida democrática y social.

Los puntos centrales

Algunos de los puntos centrales de la Ley Ómnibus que Milei pretende que el Congreso Nacional trate en sesiones extraordinarias:

▶️ Busca concentrar el poder en la figura del presidente, delegando facultades legislativas por dos años que le corresponden al Congreso Nacional. Es decir, un golpe durísimo a la división de poderes de una República, dado que el presidente podría dictar o derogar leyes sin consultar a nadie.

▶️ Habilita la privatización de todas las empresas públicas, entre ellas, YPF, todos los ferrocarriles, Aerolíneas Argentinas, Arsat, Télam, la Administración Genral de Puertos S.E., Aerolíneas Argentinas S.A., AYSA, el Banco Nación, la Casa de Moneda S.A., el Correo Argentino, Fabricaciones Militares, Nucleoeléctrica Argentina S.A., y RTA, entre las demás 41 empresas estatales.

▶️ Declara la «EMERGENCIA PÚBLICA en materia económica, financiera, fiscal, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria, administrativa y social (o sea, en todo) hasta final de 2025 y con posibilidad de prorrogar a final de 2027».

▶️ Elimina el ajuste automático de jubilaciones y lo deja a discreción del Poder Ejecutivo.

▶️ Asimismo, en lo que es una confiscación histórica, el proyecto define que el Fondo de Garantías pasa a manos del Tesoro, con lo cual alrededor de 50.000 millones de u$s de los jubilados pasa el control de Milei y Caputo.

▶️ Abre la posibilidad de que el presidente y su gestión económica pueda aumentar la deuda externa sin que sea requisito que autorizado por el Congreso Nacional.

▶️ Libera la importación y exportación de hidrocarburos.

▶️ Penaliza severamente la protesta social y el derecho a reunión, lo cual recuerda a los estados de sitio de excepción de una dictadura: propone la prisión común de 1 a 3 años y medio la movilización, de 2 a 4 años los cortes y de 2 a 5 años a los dirigentes de los espacios que participen o a toda persona que simplemente convoque a participar de una acción. Además, en el proyecto se considera reunión o manifestación la congregación «intencional y temporal de tres o más personas en el espacio público».

▶️ Avanza con gravísimas regresiones ambientales: modifica la Ley de Bosques para permitir el desmonte en las zonas Verde y Amarilla (ahora prohibido); la Ley de Glaciares, para permitir la actividad minera en ambiente periglaciar; desfinancia casi a cero a la Ley de Bosques (le saca al Fondo el porcentual de las retenciones); y modifica la Ley de Fuego para permitir la autorización de quema «tácita» (si en 30 días el Estado no contesta).

▶️ Amplía el concepto de legítima defensa a infinidad de situaciones, lo cual supone una clara luz verde a los casos de gatillo fácil y abusos policiales. Asimismo, dispone que el que comete un delito no puede llevar adelante ninguna acción judicial contra quién lo hiere durante la comisión de ese delito ni sus familiares contra quién lo mata.

▶️ Permite la rescisión de contratos de trabajadores del Estado celebrados el último año, lo cual implicaría alrededor de 7.000 despidos. Y todos los despedidos del Estado pasan a disponibilidad por 12 meses. Además, dispone crear un «Fondo de Reconversión Laboral» para todos los despedidos que habrá del sector público, con el fin de crear formas de «autoempleo» y «asociativas».

▶️ Habilita el ingreso de tropas extranjeras para la realización de ejercicios militares.

▶️ La Ley Omnibus también va contra los derechos de mujeres y diversidades: entre otras, modifica la Ley de los Mil Días, aprobada junto a la IVE, y cambia la Ley Micaela, especificando «en los organismos competentes» y sacando «en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación».

▶️ Establece una evaluación periódica y excluyente cada cinco años para todos los docentes.

▶️ Se suprime el Instituto Nacional de Teatro y el Fondo Nacional de las Artes.

▶️ Se crea un régimen especial para “grandes inversiones” cuyo contenido se delega al Poder Ejecutivo, incluyendo la agroindustria, infraestructura, sector forestal, minería, gas y petróleo, energía y tecnología.

▶️ Establece como único financiamiento de la obra pública las tarifas y peajes.

▶️ Los partidos políticos van a poder financiar sus campañas con aportes privados millonarios, sin límite alguno. A la vez, eliminan la publicidad gratuita en radio y TV. Por lo tanto, podrán hacer campaña solamente los elegidos por el poder económico.

▶️ Finalmente, en un intento de «si pasa, pasa», el megaproyecto ratifica todas las reformas administrativas, laborales y fiscales establecidas en el DNU 70/2023, el que fue ampliamente y masivamente rechazado por los cacerolazos populares en todo el país y por la CGT, las dos CTA, los sindicatos y las organizaciones sociales que integran la Unidad Piquetera en la multitudinaria marcha que realizaron frente a Tribunales el miércoles 27 de diciembre.

Fuente: https://www.anred.org/2023/12/28/milei-presento-su-plan-de-hostilidades-contra-toda-la-poblacion/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com