diciembre 01, 2022
11 11 11 AM
EL PROYECTO QUE VA CAMINO AL RECINTO NO PROTEGE A LOS TERRITORIOS Y SUS HABITANTES
Guardia Pediátrica - Ciancio: “Hay decisiones que se toman de aquí y la decisión final es del Ministerio”
Inicia juicio contra policías responsables del asesinato y desaparición forzada de Luis Espinoza
Grave: Nunca se generó el expediente para la creación de la Guardia Pediátrica
Guardia Pediátrica Ya: 3 años sin Valentina
Amplio repudio a la represión y detención de integrantes de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu “La bandera de los derechos humanos le queda grande al Estado argentino”
Manifestación docente contra los descuentos y por mejora salarial
Primer Foro Regional Disidente y Feminista del norte santafesino
Desmontes en Chaco: “El gobernador Jorge Capitanich premia la destrucción de bosques”
Fumigaciones en Campo Hardy: El poder que envenena
Manifestación contra el ajuste en discapacidad
Solidaridad con Aceiteros
Últimas Publicaciones
EL PROYECTO QUE VA CAMINO AL RECINTO NO PROTEGE A LOS TERRITORIOS Y SUS HABITANTES Guardia Pediátrica - Ciancio: “Hay decisiones que se toman de aquí y la decisión final es del Ministerio” Inicia juicio contra policías responsables del asesinato y desaparición forzada de Luis Espinoza Grave: Nunca se generó el expediente para la creación de la Guardia Pediátrica Guardia Pediátrica Ya: 3 años sin Valentina Amplio repudio a la represión y detención de integrantes de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu “La bandera de los derechos humanos le queda grande al Estado argentino” Manifestación docente contra los descuentos y por mejora salarial Primer Foro Regional Disidente y Feminista del norte santafesino Desmontes en Chaco: “El gobernador Jorge Capitanich premia la destrucción de bosques” Fumigaciones en Campo Hardy: El poder que envenena Manifestación contra el ajuste en discapacidad Solidaridad con Aceiteros

ROSARIO: Presas y violentadas por filmar la agresión de policías a adolescentes

Mara Pascucci, sus hermanos Alan y Daniela y sus cuatro hijos de 9, 11, 12 y 16 años, fueron trasladados a la comisaría 8ª de Rosario, donde quedaron demorados. A Mara, Daniela y a Damaris, la hija mayor, las encerraron en el calabozo. La mujer denunció que las hicieron desnudar delante de agentes hombres y mujeres y le pegaron a su hija. Después de once horas de encierro, las obligaron a desbloquear los celulares para borrar los videos del operativo.

Alan despertó a su hermana para avisarle que en la puerta de la casa, en la zona norte de Rosario, había patrulleros estacionados. Eran las 9 de la mañana del 11 de enero. Mara Pascucci, 32 años, ama de casa, salió a la calle y vio a un grupo de policías agrediendo a su sobrino de 17 años y a otros chicos del barrio. La mujer sacó el celular y filmó la escena. Un policía se le tiró encima, le retorció el brazo y le arrebató el aparato. Entre varios la arrastraron de los pelos y la cargaron en un patrullero. Después se metieron en la casa de la mujer, rompieron cosas, se llevaron tres tablets y detuvieron a dos hermanos y a los cuatro hijos de Mara.

“Me llevaron por filmar. El policía me agarró de los pelos y me arrastró hasta el patrullero. Ahí me esposaron y me tumbaron boca abajo mientras una policía me pisaba la cabeza”, contó la mujer al portal RosarioPlus.com.

Mara presentó la denuncia en Tribunales al día siguiente. Contó que mientras la metían en el patrullero los policías entraron en su casa sin orden de allanamiento. Tumbaron sillas, revolvieron cajones y muebles le robaron las tres tablets que le había regalado a los hijos en Navidad, el celular de la hija y de su esposo y una mochila. Ninguno de los policías de la comisaría 8 que intervinieron en el operativo en Sabín al 1100 llevaban identificación visible.

Mara, sus hermanos Alan y Daniela y sus cuatro hijos de 9, 11, 12 y 16 años fueron trasladados a la comisaría 8ª, donde quedaron demorados. A Mara, Daniela y a Damaris, la hija mayor, las encerraron en el calabozo. La mujer denunció que las hicieron desnudar delante de agentes hombres y mujeres y le pegaron a su hija. “En un momento le iban a dar una descarga con uno de esos aparatos eléctricos, pero mi hija gritó que estaba embarazada para evitarlo”, contó a RosarioPlus.com

Después de once horas de encierro los policías la llevaron a Mara y a Daniela a un cuartito de la comisaría y las obligaron a desbloquear los celulares para borrar los videos del operativo. Antes de liberarlas las hicieron firmar documentos en blanco.

Por Cosecha Roja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com